logo la unica
13 - octubre - 2017

D’Horta demandará al Estado por su exoneración como docente

La comunidad educativa de la Politécnica 703 de Puerto Madryn se reunieron con funcionarios del Ministerio de Educación del Chubut por la exoneración del profesor Pablo D’Horta, quien en 2011 había sido condenado por el intento de asalto a un cajero automático. El Gobierno Provincial ratificó el desplazamiento del docente. Hace dos semanas una colega lo denunció por haber sido condenado aduciendo que “dañaba la imagen moral”.
En este ámbito, D’Horta recordó que al ingresar al Ministerio de Educación “comencé a trabajar sin inconvenientes” y planteó que ciertas modificaciones implementadas desde su lugar para “mejorar la currícula” de la escuela, que aparentemente no se cumplía, “pueden ser cosas que, también, molestaron”. Además, adelantó que su remoción y el pedido para ser reincorporado seguirán por vía judicial.

Instancia judicial

“Seguimos sin respuesta y, en realidad, lo que vinimos a buscar no es una respuesta en cuanto a lo judicial porque, digamos, la instancia administrativa ya terminó”, expresó D’Horta, quien anticipó que “sigue una instancia judicial, la cual ya también la inicié, pero lo que los chicos están planteando, y lo que en realidad preocupa, es la calidad educativa de esta escuela, la cual veníamos reflotando hace ya un par de años, desde que yo agarré la Coordinación del área de Electromecánica, y con los resultados que a la vista están, la incorporación de las máquinas 3D, la entrega de las manos y las prótesis, lo que los chicos plantean es cómo puede ser que el Ministerio de Educación esté ‘ciego’ ante estos resultados y que solamente se fijen en papeles”.
A su vez, el docente remarcó que “desde el momento en que una sentencia queda firme, no les importa cuál es mi comportamiento ni cuál es el resultado académico que tuve en la escuela; por el contrario, lo único que a ellos les importa es un tema de artículos y legal”.

“La Supervisión atendía estadísticas”

Además, recordó: “Cuando a mí me dan la coordinación del Taller, lo que salió a la luz es que no se estaba cumpliendo con las currículas de las materias, y lo que empezamos a hacer fue trabajar en la calidad educativa, a tratar de que los chicos aprendan lo que tenían que aprender, ya que había alumnos que pasaban de grado ‘sin saber’, porque la Supervisión se fijaba en las estadísticas, entonces decían que ‘no tenían que repetir más de tal cantidad’ de chicos por año, y, en realidad, repetían porque estábamos haciendo mal las cosas los profesores”.
Consecuentemente, “en lugar de ajustar la currícula y el trabajo de los docentes para que los chicos aprendan y pasen de año, se confundieron; aplicaron mal las herramientas”, opinó D’Horta.
En esta línea, planteó que “una herramienta no es para que un chico no repita y pase con seis materias previas, sino proveerle de ayuda pedagógica, de ponerle más profesores o más carga horaria para que el chico aprenda, y eso es lo que se estaba haciendo mal; aparentemente, esto fue lo que molestó, también”.

“Se ‘agarran’ de la sentencia”

En otro orden, el docente cesado de sus funciones por decisión ministerial explicó que la causa seguirá “vía judicial”: “Lo que pasa es que hay como una especie de ‘bache’ o vacío legal, porque nosotros nos basamos en un estatuto docente, que se cumplió perfectamente; el mismo dice que, al momento de ingresar a la educación, uno no tiene que tener antecedentes penales. Al momento de ingresar, si bien yo tenía una sentencia en primera instancia, el Tribunal todavía no se había expedido, y es sabido que, a veces, los tribunales superiores tardan años en expedirse”, sostuvo.
De este modo, relató que “comencé a trabajar sin ningún tipo de problema, entré a la administración del Ministerio de Educación sin inconvenientes”, agregando que “el problema es que la sentencia quedó firme el año pasado, por parte del Superior Tribunal (de Justicia), y ahora se ‘agarran’ de eso, como para decir que ‘se cae de maduro’ que, como la sentencia quedó firme, no puedo trabajar”.

Los alumnos “reclaman la calidad educativa”

Sin embargo, D’Horta aclaró que “en realidad, no hay un artículo que diga que es así; ahora me quedan unos días para tratar de apelar esta situación y revertir esta instancia, pero, de todos modos, este Gobierno no es muy ‘amigo’ de dar vuelta las exoneraciones. Obviamente, judicialmente sé que puede ocurrir, pero eso va a llevar un tiempo”.
En esta línea, alertó que “el gran problema, ahora, es saber qué va a pasar con estos chicos, porque antes de que terminen las clases, lo que están reclamando, y eso quedó bien en claro, no es mi reincorporación, porque eso lo va a resolver la Justicia, sino, lo que se está reclamando es la calidad educativa en la parte técnica que se venía dando hasta ahora”.